La Dieta en la Diabetes es uno de los factores fundamentales en el cuidado, control y prevención de la enfermedad.

La Dieta en la Diabetes

La Dieta en la Diabetes es uno de los factores fundamentales en el cuidado, control y prevención de la enfermedad. El consumo reducido de grasas saturadas y carbohidratos conlleva a mejorar los niveles de glucosa en sangre, el cual es el objetivo fundamental del paciente diabético, independientemente del tipo de diabetes que padezca.

La Dieta en la Diabetes es uno de los factores fundamentales en el cuidado, control y prevención de la enfermedad.La Dieta en la Diabetes es preparada en base a ciertos elementos como lo son: Lectura de valores de azúcar en la sangre, tipo de diabetes y condiciones del paciente (Edad, sexo, altura, peso). Una persona que no tenga control de su peso no podrá nunca controlar su condición y en consecuencia, su enfermedad. Existen infinidad de dietas para el paciente diabético, desde complementos alimenticios especialmente elaborados para pacientes que padecen la enfermedad hasta algunas ensaladas y batidos preparados con frutas con niveles altos de vitaminas necesarias para llevar una vida adecuada.

Uno de los principios básicos de La Dieta en la Diabetes es el no combinar carbohidratos (Pan, fideos, papa) y realizar un conteo de los mismos con anterioridad usando fichas de intercambio o guías técnicas acerca de los valores de los grupos alimenticios. Lograr realizar una dieta balanceada, no es fácil, si la persona es obesa y está acostumbrada a consumir excesiva cantidad de azúcar e hidratos de carbono, será aún peor, pero está en el paciente tener la fuerza de voluntad necesaria para cumplir a cabalidad la planificación realizada con el fin de evitar las consecuencias físicas que tiene la diabetes. Si no se mantiene una dieta estricta la persona empezara a sufrir de enfermedades cardiovasculares que lo llevará a tener que mantener control no sólo de la diabetes sino también de una enfermedad crónica asociada a uno de los órganos más importantes del cuerpo humano.

Además de todo esto la dieta del diabético debe ser totalmente modificado en cuanto a su estructura no sólo proteínica sino también en porciones, las antiguas tres comidas básicas deben pasar a convertirse en 6 o 7 comidas al días, cuidando siempre la cantidad de sal que se consume, la cantidad de azúcar y la cantidad de carbohidratos y proteínas.

 …